ÁMBITO SANITARIO

Cuando el parto tiene lugar en un Hospital, la placenta suele considerarse un residuo biológico y es el propio Hospital quien decide sobre su destino. Es decir, las mujeres que dan a luz en estos centros no tienen derecho a llevarse la placenta y se les niega la posibilidad de darle el destino que ellas hayan elegido. Sin embargo, es posible realizar una solicitud que debe registrarse en el Servicio de Atención al Paciente correspondiente al Hospital donde previsiblemente se dará a luz. Es conveniente guardar una copia del escrito presentado y hacerlo con antelación suficiente. El documento de la «solicitud de entrega de la placenta tras el alumbramiento» es cortesía de la abogada Francisca Fernández Guillén, especializada en negligencias médicas y violencia obstétrica. En su página web podéis encontrar más información sobre derechos en el parto.